Cuantos problemas dan

los Problemas.

 

 

Recuerdo cuando era estudiante (en realidad me pasa hasta el día de hoy) enfrentarse a un problema es una tarea temible.



Es casi imposible encontrar un ejemplo matemático en la vida real que no incluya relevar datos, identificar y usar los más importantes, interpretarlos muchas veces incluso y luego elaborar estrategias; que además para muchos casos ni siquiera se han trabajado con anterioridad.
O sea un investigador debe elegir entre las estrategias que conoce, para encontrar la más adecuada (o adecuar alguna) para resolver la situación que se ha propuesto. En otras palabras necesita resolver un problema.

La verdad es que no es exclusivo de la matemática el tema de la resolución de problemas, sin embargo; es una de las ciencias que ha sistematizado y desarrollado muchas herramientas para trabajar en este tipo de situaciones. Cualquier persona en su vida se encontrará con problemas que seguramente no tiene idea de cómo enfrentar (mucho menos resolver) ¿Qué hacer? Pues bien, debemos encontrar los datos relevantes, identificarlos, buscar problemas semejantes pero más simples, cuya resolución conozcamos o elaborar posibles soluciones e ir probando las estrategias hasta llegar a una solución satisfactoria.

Esto es parte del crecimiento y de la vida, cualquiera de nosotros adultos, sabemos que hay problemas en la vida diaria cuya solución no viene escrita en ningún libro, seguramente tampoco tenemos la tendencia a pensar en las clases de matemáticas de nuestra adolescencia para buscar resolverlos, pero el fin que tiene trabajar la resolución de problemas en el aula es justamente desarrollar estrategias que permitan investigar y solucionar situaciones extrañas para una persona, fomentando el uso de herramientas conocidas; de manera que no resulte tan raro a la hora de enfrentarse a situaciones nuevas y se logre buscar soluciones. Que en última instancia servirá para la vida misma.

Additional information